• Buscar en Infoluz

    Buscar
Noticias

Guía Dominical | Cristo, Sumo Sacerdote para siempre.

10 de agosto de 2022
CRISTO, SUMO SACERDOTE PARA SIEMPRE. INTRODUCCIÓN: Cristo efectuó una obra redentora perfecta y completa en la cruz
Compartir en

CRISTO, SUMO SACERDOTE PARA SIEMPRE.

INTRODUCCIÓN: Cristo efectuó una obra redentora perfecta y completa en la cruz del calvario, suficiente para limpiar de pecados al más vil pecador. Sin embargo, su ministerio a favor del creyente no terminó con su muerte y resurrección, Cristo subió a la diestra de la Majestad en las alturas para presentarse por nosotros ante Dios, y desde allí ejercer el oficio de sumo sacerdote a favor del creyente, con el propósito de asegurarle la salvación, puesto que el redimido no está exento de volver a pecar.

Lectura: Hebreos 5:1-10
Texto para memorizar: Hebreos 4:14
«Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión»

I. LOS SUMOS SACERDOTES SEGÚN LA LEY

A) Sus funciones eran ofrecer ofrendas y sacrificios por los pecados, y mostrarse pacientes con los ignorantes y extraviados. Hebreos 5:1-2

B) Necesitaban expiar por sus propios pecados. Hebreos 5:3

C) Servían en un santuario terrenal, el cual era símbolo del verdadero. Hebreos 8:4-5

D) Solo podían entrar al Lugar Santísimo una vez al año. Hebreos 9:6-7; Hebreos 10:1-4

E) El sacerdocio era hereditario, pues la muerte les impedía continuar. Hebreos 7:23

II. EL SACERDOCIO DE CRISTO

A) Experimentó en carne todas nuestras debilidades. Hebreos 2:10, 17

B) No tiene necesidad de ofrecer sacrificios por sus propios pecados. Hebreos 7:26-28

C) Ministra en el verdadero santuario, a la diestra de Dios, donde entró una vez para siempre. Hebreos 8:1, 2, 9, 12

D) Con un solo sacrificio hizo perfectos para siempre a los santificados. Hebreos 10:11-14

E) Su sacerdocio es eterno. Hebreos 7:23-25

Conclusión: Acerquémonos pues confiadamente al trono de la gracia, porque allí tenemos un Sumo Sacerdote que se compadece de nuestras debilidades, ya que Él las experimentó en su propia carne, por lo cual se muestra misericordioso y fiel, viviendo siempre para interceder por todos aquellos que por medio de Él se acercan a Dios.