Menú Cerrar

Pastor Guido Onofre y el Salmista Jaimito Valverde visitan Venezuela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Proveniente de la capital de la provincia de los Ríos, también conocida como Santa Rita de Babahoyo en Ecuador, el Pastor Guido Onofre junto al Salmista Jaimito Valverde se encuentran realizando un recorrido por la geografía Venezolana, disfrutando de las ricas bendiciones que ofrece hoy en día la organización criolla de perfil cristiana, mejor conocida como la Obra Evangélica Luz del Mundo internacional,  fundada por capitán de  aviación retirado Dr. Jaime Banks Puertas, quien actualmente la ha proyectado a más de 39 países de habla Hispana.

            La visita del par Ecuatoriano se desarrolla en ciudades de los estados Guárico, Barinas, Portuguesa, Lara, Yaracuy, Carabobo, Distrito Capital, Falcón, Anzoátegui, Sucre, entre otros; lugares donde al ritmo de las danzas judías, las alabanzas Cristo sana, obras de teatro, coreografías, permiten al público asistente a las concentraciones permanecer hasta presenciar las variadas y armoniosas melodías interpretadas por Jaimito Valverde, hasta llegar el momento cuando el Pastor Guido Onofre esgrime la palabra de Dios, con el particular acento de voz estentórea que le caracteriza, el buen uso de la Homotética, y  la singular forma como Dios le usa para ministrar durante su prédica.

            Medios de comunicación y redes sociales,  pastores y evangelistas que reciben confirmación de sus ministerios, reseñan a lo largo de nuestra nación el respaldo del Espíritu Santo en las hermosas actividades donde los sedientos reciben la palabra  como de cántaro que emana agua fría, los desalentados cobran ánimo, los abatidos de corazón obtienen nuevas fuerzas, los enfermos son sanados, y los muertos en delitos y pecados son Salvados del infierno.

            Gracias damos a Dios por traer a nuestra patria la presencia hombres cuyo legado es honrar a Cristo y bendecir vidas con la presencia del Espíritu Santo, sin dar relevancia a los tiempos de dificultades que ejerzan presión para obstaculizar el progreso del cuerpo de Cristo en nuestra amada Venezuela; y juntos al final digamos: “Toda la Gloria es de Dios”.